Historias tristes – Gabriel y Francisco Solano López – Deux Books

La tristeza no tiene fin

Quien lea los desolados poemas de Ovidio, en aquel fabuloso libro Tristia (Las tristes), encontrará más de una coincidencia con las Historias tristes (Deux Books) de Gabriel y Francisco Solano López, tanto en la motivación como en el  tono pesaroso pero, sobre todo, amargo de ambas obras. Menos densa y revulsiva, sin embargo, que la posterior y perfecta Ana, es igualmente madura y dolorosa: estas cinco historias de Gabriel, dibujadas por su padre poco después de partir al exilio a finales de los setenta, enseñan lo que implica para un ser humano seguir adelante, dejar los sueños atrás. Y aunque la quinta, “El regreso”, no recibe el nombre de triste y transcurre en un mundo de ciencia ficción, carga con la misma desesperanza, con el mismo espíritu de desolación que las otras cuatro: en la primera, un ex militante alcohólico ayuda a una militante en problemas y tiene que enfrentarse con su propia historia; en la segunda, una familia debe convivir con la presencia del padre suicidado; en la siguiente, un joven roto y descreído coquetea con el suicidio; en la cuarta, una chica renga y un chico agobiado tratan de sobrellevar una relación enfermiza, que recuerda mucho al Roberto Arlt de “El jorobadito”. 

Esta es una, entre tantas, de las grandes virtudes de Gabriel, algo tan difícil de lograr: desperdigar en la propia obra alusiones, citas y reminiscencias de esas lecturas que dejan marcas en el artista y no siempre pueden (o deben) transmitirse. Una producción breve pero perfecta lo coloca innegablemente entre los mejores guionistas de la historieta argentina. Por su parte Francisco Solano López, cocreador del Eternauta y dibujante de tantas otras historietas igualmente geniales, está empezando en esta época a experimentar con el rotring y lo suyo es siempre descollante, tanto visual como narrativamente; así, en “Cuento para nunca dibujarlo”, juega con título y contenido al utilizar un dibujo que es puro contorno, con tramas extremadamente sencillas para su estilo habitual. Con su hipnótico tono elegíaco –triste, solitario y final– estas historietas tristes nos hablan de amor y juventud perdidos. Leerlas, aunque duelan.

Para leer una entrevista al guionista Gabriel Solano López, clic aquí.

Hernán Martignone

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Notas y reseñas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Historias tristes – Gabriel y Francisco Solano López – Deux Books

  1. Pingback: Entrevista a Gabriel Solano López – Guionista | sobre historieta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s