Batman: el Caballero de la Noche asciende (The Dark Knight Rises) – Crítica de la película – Estreno 26/7/2012

Batman: el Caballero de la Noche asciende (2012)

Título original: The Dark Knight Rises
Reparto: Christian Bale, Anne Hathaway, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard, Michael Caine, Morgan Freeman, Tom Hardy, Gary Oldman.
Guión: David S. Goyer, Jonathan Nolan y Christopher Nolan
Dirección: Christopher Nolan
Origen: Estados Unidos
Duración: 164 Minutos
Calificación: Apta mayores de 13 años con reservas

El día en el que Batman se convirtió en leyenda

Por Matías Lértora*

El análisis que leerán a continuación (casi sin spoilers para quien haya visto el trailer) será el producto de la siguiente premisa: The Dark Knight Rises es el mejor cierre de una saga en la historia del cine. Lo que Christopher Nolan logró en esta cinta hace que se justifique con creces la firma en el “Paseo de la fama de Hollywood” que estampó hace unas semanas (uno de los pocos directores vivos que cuentan con tal galardón). En lugar de priorizar los efectos y la acción se volcó a lo que hace mejor: un guión brillante respaldado con las mejores actuaciones que un elenco pueda brindar.

Su tarea no era fácil, el techo que había dejado The Dark Knight (2008) era muy alto y además tenía otra doble complicación: es la tercera película de una saga (estas suelen fallar) y hace tan sólo dos meses se estrenó la película de superhéroes más taquillera de la historia y también muy bien recibida por los fans y el público en general (The Avengers). Comparar el festín pochoclero de Marvel con la última obra de Nolan sería como comparar una ilustración de Alex Ross con una pintura de Van Gogh. O sea, ambos geniales pero de injusto emparentamiento porque son cosas completamente distintas. El director de Inception (2010) procuró el terminar de definir los personajes presentados en Batman Begins (2005) y llevarlos hacia su destino final en este último film de Batman bajo su tutela. 

De todos modos si el público busca grandes secuencias de acción las va a encontrar, primero comenzando por la genial secuencia inicial (que fue el prólogo proyectado en IMAX el año pasado) donde todo lo que ocurre fue filmado de manera “real”, es decir, sin la utilización de CGI. Además de esa, hay geniales batallas cuerpo a cuerpo (mención aparte las dos confrontaciones de Batman y Bane), persecuciones de autos y “The Bat” (el nuevo vehículo volador del héroe), así como también la dosis justa y necesaria de humor.

Pero volviendo a la grandeza de esta película: su historia. Para apreciarla como se debe es fundamental haber visto las dos películas previas y tener bien claro el origen de Batman, el entrenamiento de Bruce Wayne y los acontecimientos finales de The Dark Knight porque, aun sin estar en esta película, la figura de Harvey Dent es muy relevante. La historia arranca ocho años después de que Gordon encubriera los actos del ex Fiscal de Distrito y Batman asumiera la culpa por sus crímenes. Gotham City se encuentra viviendo un tiempo de paz que es interrumpido por un terrorista (Bane) cuya prerrogativa es destruir la ciudad y que El Caballero Oscuro lo contemple. Los comiqueros podrán con facilidad encontrar elementos de las sagas de los comics Knightfall y No Man’s Land, y estos serán fundamentales en la historia.

Los personajes secundarios logran superar su implicancia en la narrativa y los actores que los componen dan su mejor trabajo, así es como Michael Caine (Alfred) puede hacer llorar a un espectador de lágrima fácil y Morgan Freeman (Lucius Fox) logra que nos planteemos lo que sucede en la pantalla de forma coherente. Por su parte, el Jim Gordon de Gary Oldman termina por galardonar con grandeza un elenco único. Costará que otro equipo cause lo mismo. Pese a que estos personajes y actores son inmensos, no logran opacar a los nuevos que se introducen en esta oportunidad: el ya nombrado Bane, cuya transformación física de Tom Hardy es venerable, Anne Hathaway como Selina Kyle, Joseph Gordon Levitt como el detective Blake, y Marion Cotillard como Miranda Tate. La primera logra devolver a la gran antihéroe de los comics al lugar donde se merece y sus motivaciones y objetivos quedan más que claros.

La interpretación de Hathaway es alucinante en todo sentido: cuando tiene que ser sexy es sexy, cuando tiene que ser dramática es dramática, cuando tiene que pelear es una gran combatiente y cuando tiene que hacer un poco de humor aporta un sarcasmo único. Y en algunas escenas logra todo esto junto. Una de las grandes sorpresas del film es el personaje creado para Gordon Levitt, otro verdadero héroe con todas las letras cuya participación en la película no solo es única sino clave. Además le creés todo el tiempo. Y Marion Cotillard es tan bella como contundente y sorpresiva.

En cuanto a Christian Bale, se calza la capucha con un Oscar bajo su manga y verdaderamente lo hace valer porque en comparación con las dos entregas anteriores su Bruce Wayne es el más completo: al tormento de siempre le agrega desazón, nostalgia, agotamiento y dolor físico extremo y también un espíritu esperanzador. Cada una de estas emociones actuadas con el mayor profesionalismo y pasión que se le puede pedir a un actor, sin duda alguna merece una ovación de pie por parte de todo el público.

Las más de dos horas y cuarenta minutos que dura la película no solo no se sienten, sino que el público está en la punta del asiento en todo momento. Más aún en el tercer acto, cuando la historia pega giros afloja-mandíbulas. Además, la música de Hans Zimmer llega a su punto máximo acompañada con esos cánticos que le introdujo.

Queda pendiente la pregunta de que si The Dark Knight Rises es mejor que The Dark Knight y la respuesta es ambigua porque como se estableció en el principio de éste análisis esta película es una consecuencia de las anteriores. Lo que tiene la segunda y que es insuperable es el villano: el Joker de HeathLedger y eso no es poco decir en este tipo de films. Pero esta entrega tiene algo que las otras no van a poder tener nunca: una culminación. Y en ese sentido es perfecta.

Los finales suelen ser el mejor arma de una película y lo que la define como buena o como mala, como brillante o como mediocre, y The Dark Knight Rises no solo tiene un final perfecto, tan bueno que está a la altura del de The Shawshank Redemption (Sueños de libertad, 1994), sino que es el mejor final de una saga en la historia del cine. Un final que ve caer a un héroe y que evoca a esas grandes palabras “¿Por qué nos caemos?.  Para aprender a levantarnos”. Y así Batman no solo se levanta sino que asciende. Batman logró convertirse en leyenda.

¡Gracias, Nolan!

PUNTAJE: 10 de 10

Para ver teaser y trailer, haciendo clic aquí.

*Matías Lértora es periodista y crítico de cine. Actualmente trabaja en Radio Rivadavia, Radio Palermo y Radio LK

About these ads
Esta entrada fue publicada en Avisá..., Cine de historieta y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Batman: el Caballero de la Noche asciende (The Dark Knight Rises) – Crítica de la película – Estreno 26/7/2012

  1. Pingback: Trailer de Batman: el Caballero Oscuro asciende | sobre historieta

  2. Pingback: Latino » Blog Archive » Batman: el Caballero de la Noche asciende (The Dark Knight Rises) – Crítica de la película – Estreno 26/7/2012

  3. Andres dijo:

    100% deacuerdo con ud.

  4. jazzmoreno dijo:

    definitivamente Morgan Freeman es de mis actores favoritos, excelente actor en cualquier personaje que le pongan

  5. Pingback: Cine y comic: “A Warp 9 desde New York hasta el futuro”, por Frodo Ballesteros | sobre historieta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s