Nuevos maestros de la historieta argentina: Mauro Mantella, Federico Reggiani, Salvador Sanz – Comiqueando

éramos tan underEn la revista Comiqueando Extra de mayo-junio de 2011 se publicó una nota coral titulada “Nuevos maestros de la historieta argentina”. Entre las columnas dedicadas a nombres como los de El Bruno (Mauro Serafini), Fernando Calvi, Caro Chinaski, Diego Greco y Javier Rovella escribí tres breves notas sobre Mauro Mantella, Federico Reggiani y Salvador Sanz, que comparto ahora.

FantacienciaEl poder a la imaginación: Mauro Mantella

Hay indudablemente consolidado un estilo Mantella, más allá de que sus influencias sean reconocibles. Barroco, imaginativo, ideologizado, el guionista emblema de la era Bastión (y de editorial Gárgola y Ovni Press, donde ahora traduce la edición argentina de The Walking Dead) es heredero de la tríada Moore/Morrison/Gaiman (y detrás de ellos Ennis, Ellis, Millar y compañía, y por qué no Rick Veitch). Podría considerarse también un recreador a la criolla del universo y del espíritu Vertigo de la DC: algunos han visto en su Bizancio (Ovni Press), dibujado intensamente por Sergio Monjes, un homenaje extremo a John Constantine, pero es mucho más que eso por lo que aporta al eterno debate sobre el color local. Mantella se mueve con comodidad en distintos registros (esto se nota muy bien en la elección de muy diversos dibujantes según el proyecto que encare) que cruzan siempre los géneros de la ciencia ficción, los superhéroes, el fantástico. 

bizancioEl hombre primordial (con un Erramouspe perfecto) es su gran versión del Superhéroe, con un fondo de teología personal y formalmente magnífica; 78km/h (con Tomás Aira), si fuera filmada, se convertiría en película de ciencia ficción de culto; Tiempo5, un manga vernáculo, trabaja con sus preocupaciones sobre el tiempo y cómo representarlo por medio de las formas de la historieta. Fantaciencia (exquisitamente puesta en página por Leandro Rizzo) oscila a la perfección entre la parodia y el homenaje a la literatura y la ciencia ficción de la década de 1950. Y pese a que todos esos son trabajos de largo aliento, uno de los puntos más altos de su producción son las historias cortas de Lado-B (casi todas de cuatro páginas), publicadas en Comiqueando Extra e ilustradas por distintos dibujantes siempre (Salvador Sanz y Marcos Vergara entre otros) cuyos estilos encajan a la perfección con el alma de cada uno de los guiones, en los que Mantella vuelca sus obsesiones de una manera condensada y genial. Y una mención especial para otra historia breve, “La balada de los Gurbos” (en El Eternauta: El perro llamador), en la que con dibujos de Alcatena y Ariel Rodríguez Migueres nos ofrece su visión de una parte del universo de la genial creación de HGO y Solano López. Y si todo esto es muy pero muy bueno, creo no equivocarme al decir que lo mejor de Mantella aún está por venir.

quijoteAutobiografía, crítica y ficción: Federico Reggiani

Profesor en Letras y bibliotecario, Reggiani tiene con los libros una relación que se siente de una familiaridad extrema y que se despliega con una libertad tan bien entendida que muchas veces uno ni nota la cultura libresca que hay detrás de sus guiones. El lenguaje de sus personajes se pinta de un tono coloquial natural, porque no es forzado y ni siquiera esforzado. Eso lo une, por supuesto, al resto de los autores del colectivo La Productora, que nos remite a su historia corta “El corralito” (en la antología Carne argentina, dibujada por Gervasio) y a La mueca de Dios (una de sus varias colaboraciones con Ángel Mosquito), pero también al movimiento iniciado por él que es esa fantástica experiencia llamada Historietas reales, que abrió un espacio para la historieta autobiográfica y el desarrollo de muchos interesantes historietistas. Allí publica los lunes, con dibujos de Fran López, Autobiógrafo, que inauguró la autobiografía moderna en los cuadritos argentinos y, como se ha dicho del Quijote respecto del género novela, al mismo tiempo la clausuró: todos los temas y problemáticas formales del relato “auto-bió-gráfico” ya están ahí, maravillosamente desarrollados. Y no es casual la mención del Quijote tampoco: su adaptación de la Primera Parte del texto de Cervantes, en dos volúmenes al estilo manga (Moebius, con dibujos de Sergio Coronel), constituye una verdadera lección de lo que significa trasponer una obra literaria a viñetas. No por nada realiza también una gran labor como crítico e investigador de historietas.

vitaminaEn la revista Fierro descolló con Vitamina potencia (con Mosquito), originalísima y sensible historia de dos luchadores del siempre decadente catch, y actualmente desarrolla dos series más: por un lado, Tristeza (con Mosquito), historieta apocalíptica que es, para mí, su personal y costumbrista  y “aggiornada” versión del Eternauta; por el otro, Patria (dibujada por el siempre impresionante Kwaichang Kráneo, con quien ganó el concurso de reinterpretar un guion de HGO), presenta cuadros semihistóricos sobre las luchas civiles del siglo XIX argentino. Un guionista, más que prolífico, proliferante y personalísimo, en la gran tradición de grandes guionistas argentinos, único entre los herederos de HGO pos-Trillo.

 

legiónLo monstruoso y lo real: Salvador Sanz

Reconocido desde la década del noventa por su participación en el mítico fanzine Catzole, de Salvador Sanz como autor integral de historietas (aunque es animador, ilustrador, docente) solo se puede decir que no ha parado de evolucionar. Ya mostraba, en Desfigurado (Exabrupto), un manejo increíble del género que heredó del desaparecido Oesterheld: la ciencia ficción. Pero la preocupación por lo humano que se desprende de la máquina perfecta que es su obra resulta distinta de la de su maestro (y de la tradición de Barreiro y Giménez, en la que también puede leerse), porque se centra esencial y profundamente en indagar qué es eso que llamamos realidad, sus límites y su relación con una sociedad que, para él, vive siempre en un estado de adormecimiento (y su Desfigurado anticipa, en más de un punto, lo que será años después la película Matrix). Y los monstruos, cruciales en su poética, irrumpen para mostrarnos que hay algo más que no estamos percibiendo, como en Nocturno (Ivrea) sus fantásticos hombres-pájaro.

angelaNo sería una exageración decir que Sanz es el mejor dibujante de su generación (sus monstruos únicos lo atestiguan), pero en realidad hay que hablar de él como historietista completo (aunque ha ilustrado uno de los capítulos de El Eternauta: El perro llamador, una historia de Mantella y uno de los episodios de la antología derivada de la película REC) porque su dibujo y sus guiones son pura narración, puro movimiento. Si al principio algunos de sus diálogos hacían algún ruido al oído, hoy es uno de los autores que más gusto da leer (todavía a resguardo de cierto creciente “coloquialismo” –no siempre coloquial– de la nueva historieta argentina). Y su obra se percibe como un verdadero proyecto historietístico con unidad, coherencia y altísima calidad. Así, Legión (Ivrea) plantea la irrupción de otro mundo en nuestra Buenos Aires y desarrolla, a través de una reflexión sobre el arte, otro de los temas cruciales de sus ficciones, el Mal, que se profundiza en Angela Della Morte (serializada en Bastión Unlimited primero y luego en Fierro). Imprescindible de punta a punta.

 Hernán Martignone

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Notas y reseñas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Nuevos maestros de la historieta argentina: Mauro Mantella, Federico Reggiani, Salvador Sanz – Comiqueando

  1. Pingback: Presentación de “El Sombra”, de Edu Molina (La Duendes) – Miércoles 8/1, 19h – La Plata | sobre historieta

  2. Pingback: Reseña de la novela gráfica “Desfigurado”, de Salvador Sanz – Ex Abrupto Editions | sobre historieta

  3. Pingback: Fiesta “Comiqueando cumple 20 años” – Miércoles 21 de mayo, 21 a 2.30h – CABA | sobre historieta

  4. Pingback: Presentación de la historieta “Aventuras de un matrimonio sin bautizar” – Jueves 25/9, 19h – CABA | sobre historieta

  5. Pingback: Viñeta Uno – Historietas para leer online | sobre historieta

  6. Pingback: Daniel Perrotta: La ciencia ficción como una herramienta |

  7. Pingback: Daniel Perrotta: La ciencia ficción como herramienta |

  8. Pingback: Daniel Perrotta: La ciencia ficción como herramienta | Zinerama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s