Historietas breves de Héctor Germán Oesterheld y Alberto Breccia

eternautaEn frasco chico

Hay una serie de historietas cortas hechas en colaboración por Héctor Germán Oesterheld y Alberto Breccia que prometen mucho y que también cumplen mucho, que nos dejan satisfechos y con ganas de más. En ellas, la máxima de que “lo bueno, si breve, dos veces bueno” no nos suena ya tan certera. Es cierto que estas historietas son dos veces buenas y doblan en calidad a cualquier otra, pero no por la brevedad en sí, sino por la concentración a la que obliga. Se podrían incluir también entre estas historietas las de Ernie Pike, las de Sherlock Time y las de Mort Cinder (¡cuántos nombres extranjeros para el guionista más argentino!), que si bien tienen el hilo común de los personajes cuentan historias que podrían prescindir de ellos, aunque hay que reconocer que, a la vez, se enriquecen con ellos. No por nada los guiones más oesterheldianos de Trillo (el indudable heredero de HGO) son las historias cortas de Buscavidas y Un tal Daneri, dibujadas no casualmente por Breccia, en las que un personaje solitario a la manera de Ernie Pike (y no Mort ni Sherlock, con sus deuteragonistas) da coherencia al conjunto. 

richard longRecopiladas por Colihue en El Eternauta y otras historias junto con dos escritas por Jorge Oesterheld (“Arena… sol…” y “Fantasmas”) y por La Bañadera del Cómic en Oesterheld en primera persona, estas breves piezas de relojería son una muestra más de la maestría de HGO a la hora de componer sus guiones. “Richard Long” tiene la estructura clásica del policial negro condensado en tres páginas y un asesino a sueldo que parece enamoradizo y resulta interesado. “Doctor Morgue” anticipa fantásticamente las series sobre crime labs (al estilo de CSI), con un misterio digno del más logrado enigma policial y un protagonista, el médico forense, que hace las veces de detective. De ambos relatos uno hubiera esperado una continuación, porque se trataba de grandes creaciones, personajes con entidad y personalidad, pero circunstancias diversas lo impidieron. “Borman lo vio así” (publicada en Oesterheld en primera persona) recrea la expedición real de la nave Apollo 8 fuera de la órbita terrestre, en un primer paso para llegar a la Luna, allá por el año de 1968. Dibujada a cuatro manos por Alberto y Enrique Breccia utilizando la técnica del collage, esta perfección de cuatro páginas constituye una síntesis cabal de la poética de HGO. De algún modo se la puede ver explicitada y resumida en una frase del comandante de la nave, el Borman del título, desde cuya humanísima perspectiva se nos relata la aventura y cuyo discurso parece acusar, por su manejo de la lengua, los efectos del espacio exterior: “La Luna habla del universo infinito y variado, pero también la Tierra, en el jardín de cualquier casita de barrio hay más maravillas que en todo este mundo ceniza y vacío. No siempre será así, para eso nosotros, ya veo los paisajes que vendrán”. Lo que define el arte de Oesterheld es un punto de vista y un uso del lenguaje: esa primera persona tan suya, repetida e irrepetible, a la vez personal y universal, que puede apreciarse también en sus relatos en prosa publicados en El Eternauta y otros cuentos de ciencia ficción (Colihue).

Hernán Martignone

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ediciones y presentaciones de historietas y libros, Notas y reseñas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Historietas breves de Héctor Germán Oesterheld y Alberto Breccia

  1. Pingback: “El Eternauta” de Oesterheld y Alberto Breccia en la revista Gente | sobre historieta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s