“La historieta salvaje. Primeras series argentinas (1907-1929)” – Gociol y Gutiérrez – De la Flor

historieta salvajeEn diciembre de 2012 fue publicado por Ediciones de la Flor el libro La historieta salvaje. Primeras series argentinas (1907-1929), de Judith Gociol y José María Gutiérrez, en el que los autores estudian, pero también recopilan, las primeras historietas realizadas en nuestro país. “Las primeras historias en cuadritos que se publicaron en la Argentina, rescatadas tras una investigación en archivos hasta ahora ignotos, como una muestra del pensamiento satírico del país a fines del XIX y comienzos del XX: revelan la crueldad de la sátira política y los prejuicios sin tapujos de algunos sectores sociales contra judíos, negros y pobres”. Un libro imperdible para conocer esas series que inauguraron la larga y riquísima tradición de la historieta argentina. En su programa televisivo Continuará… Juan Sasturain le dedicó una entrega a este tema.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ediciones y presentaciones de historietas y libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a “La historieta salvaje. Primeras series argentinas (1907-1929)” – Gociol y Gutiérrez – De la Flor

  1. No lo leí, y debe de ser un trabajo de archivo imprecionante, si, pero seguimos mirando hacia el pasado, cuando no es la época de Oesterheld es la época de la 1ra (y única) Fierro, y ahora a principios del Siglo XX. Pero nunca miramos al presente, lo dejamos olvidado siempre en algún lugar.

    Tal vez haya alguien esperando que este presente sea parte del pasado para estudiarlo, mientras tanto, los que queremos hacer algo con el género nos quedamos más solos que Adán en el día del amigo…

    Saludos

    J.

    • Yo creo que es muy interesante por un lado para aprender de ese primer momento donde estaba todo por inventarse, y por otro porque a veces por dejar de lado el pasado podemos terminar “inventando” de nuevo El Eternauta o lo que sea…

      • Si Hernán, es bueno saber lo que pasó, lo que digo es que se multiplican los libros sobre lo que pasó en la historieta nacional (a principios del siglo XX, la década del ’50 y la de los ’80); Pero a veces hay que mirar hacia adelante y jugarse por lo nuevo y no seguir pensando en lo viejo.
        Soy Prof. de Historia, y vivo casi todo el tiempo haciéndolo, por eso lo digo.

        Saludos

        J.

      • Es raro que en un país con tanta tradición en historieta no se haya hecho antes (ahora no estaríamos hablando de esto), pero se está haciendo ahora. Y creo que igual se está hablando bastante de lo nuevo. Los dos sitios más conocidos y visitados de reseñas de la actualidad (365 y cuadritos) le dedican más espacio a lo nuevo que a los clásicos de la historieta argentina. Y creo que en las editoriales, proporcionalmente, se publica mucho más lo nuevo que reediciones, pero tal vez me equivoco.

  2. Hernán: a lo que me refiero es a que se estudia siempre lo viejo, y se deja de lado lo que se está haciendo actualmente. No es lo mismo hacer reseñas sobre las últimas novedades y recomendar su lectura a hacer verdaderos análisis sobre lo que se habla en la actualidad.
    Editar se edita mucho más que hasta hace unos años, eso seguro, pero no hay un verdadero aparato crítico al respecto; falta seriedad a la hora de hablar de lo nuevo como la que sí hay al hablar de lo viejo.

    Saludos

    J.

    • Lo que pasa es que todavía el material nuevo tiene poca difusión, me parece, y entonces primero hay que hacer reseñas para que la gente lo lea y después hacer análisis más profundos. Si muchas veces vas a una librería y no conseguís el libro reseñado para leerlo, ¿vas a comprar un libro o a leer online 30 páginas de un estudio que analice una historieta que ni siquiera leíste? Creo que primero hay que difundir lo nuevo, a través de reseñas por ejemplo, y los análisis más detallados y profundos vienen después.

      • Cierto que en las librerías no se encuentran las últimas ediciones, pero eso no es culpa de los autores ni de los que quieren hacer las críticas del material. No creo quu mucho de los lectores de éste libro, por ejemplo, se hayan tomado el tiempo de buscar las tiras de la época para verlas y analizarlas por su cuanta antes de leer lo que Gociol y Gutiérrez tienen para decir al respecto.
        No creo que hayamos leído ni el 50% del material del que habla Morrison en su libro y, sin embargo, el libro me lo compré igual.

        En su momento, cuando se editaba la Comiqueando Accorsi tenía una página donde hacía un intento de análisis de obras (la mayoría extranjera), por ejemplo Nathan Never ó Peter Punk y cosas indie mucho más actuales que nunca había leído y que es imposible de conseguir en español hoy (más allá de que Peter Punk tenga varias ediciones). Eso se perdió cuando la revista dejó de editarse y nadie continuó haciendo eso, porque en su blog hace reseñas y nada más, es más complicado hacer una crítica que sabes que nadie va realmente a leer. Como me pasa en http://mibibliotecaestuenvidia.blogspot.com.ar/

        Repito, no estoy hablando mal de éste libro que aún no leí y tengo intenciones de hacerlo en algún momento, sino en la situación general de hablar de aquellas obras que queremos que se consideren clásicas aún cuando no tienen con qué serlo o hablar de autores que ya no pueden defenderse por obvias razones.

        Bienvenido sea el debate, y gracias Hernán por dejarme explayar al respecto.

        Saludos

        J.

      • Ningún problema! Al contrario. Este libro en particular, el de La historieta salvaje, lo que tiene de interesante es que incluye el análisis pero también las páginas de historieta, entonces uno puede leer la historieta y el análisis y entonces discutir las opiniones fundadamente, al conocer las obras. Es verdad lo que decís del libro de Morrison, pero habla mayoritariamente de personajes que todo el mundo conoce.y de un fenómeno (los superhéroes) que genera mucho interés. Además de que está genialmente escrito, es muy ganchero, y yo particularmente lo leí para saber más de Morrison o por estar escrito por él. Si hablaba de cualquier otra cosa creo que lo leía igual. Yo creo que hay que escribir sobre las obras que a uno le interesan y a partir de ahí puede (eventualmente) generarse el interés en otro, pero si lo leen dos o tres no importa, creo que uno escribe sobre una obra más bien porque tiene ganas de decir algo sobre eso, porque escribir sobre una obra le permite a uno entenderla mejor.

  3. Sigo molestando con el mismo tema. Fijate éste libro:

    http://www.ungs.edu.ar/areas/publicaciones/28/nuevo-cine-argentino-de-rapado-a-historias-extraordinarias.html

    Si, ok, es sobre cine y a veces el acceso a las películas es mucho más fácil; pero teniendo en cuenta que la edición local de historietas suele basarse en edición en papel de historietas digitales (estoy pensando, por ejemplo en Valizas, que si bien es el único caso que se me viene a la cabeza sé que no es el único), no me parecería tan extraño hablar de lo que se está haciendo ahora mismo en historietas nacionales.

    Otra cosa para tener en cuenta es que los “críticos” de historietas, suelen ningunear las ediciones digitales, los web comics y afines por no considerarlos parte de lo mismo. Tal vez por ignorancia de las nuevas tecnologías, tal vez por falta de gusto, o lo que sea, pero esa parte del movimiento no se la puede ignorar. El tuyo creo que es uno de los pocos espacios fuera de las propias páginas donde se publican, en el que se los menciona.

    Ahora sí, no molesto más.

    Saludos y Suerte

    J.

    • Entiendo lo que decís. Es verdad que se puede resolver de muchas maneras el desconocimiento de obras nuevas (contando el argumento, intercalando tiras o páginas en la nota que se está escribiendo, etc.), pero creo que todavía, como decís, hay mucha gente lectora de historietas que no se acostumbra a leer en la pantalla de la computadora. Por eso yo hago la sección “Háganlo libro” (https://sobrehistorieta.wordpress.com/category/haganlo-libro/), en la que comento cosas que leo en general en la web (o en revistas en papel, que a veces también son difíciles de conseguir) y a la que le puse ese título porque entiendo que todavía la circulación en libro es más cómoda, más fácil de encarar para un lector (habituado o no a leer historieta). Pero coincido con vos en que hoy en día se pueden leer muchas de las mejores obras en la propia web. Saludos y gracias de nuevo por pasar!

  4. Pingback: La historieta salvaje | Biblioteca Popular Sarmiento de Ushuaia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s