Reseña de “Blackmark”, de Gil Kane – Norma Editorial

Blackmark, un héroe de todo tiempo y lugar

blackmarkAlguna porción de todo el complejo y discutido concepto de “novela gráfica” es sin duda deudora del Blackmark (Norma Editorial, 256 páginas, 2005) del artista Gil Kane, con colaboración de Archie Goodwin en el guión. Publicada en 1971, la obra combina –un poco a la manera de Fantomas contra los vampiros multinacionales de nuestro Cortázar– la prosa y el dibujo y la historieta en dosis equilibradas.

Gil Kane (creador inquieto que pasó por los superhéroes, el western, el espionaje) nos brinda en Blackmark una muestra de eclecticismo capaz de conciliar diferentes tendencias y géneros de los mundos literarios que supimos concebir, con el estilo clásico –sobrio y soberbio– de un verdadero maestro. La historia une el universo de la ciencia ficción con el de espada y brujería en un mundo post “holocausto atómico” (hay que recordar que la obra es de principios de los setenta) en el que la tecnología ocupa el lugar de la magia, de lo temido, de lo arcano. El caballero Amarix y su ayudante Balzamo huyen de su reino, acusados de brujos, por ser devotos de la tecnología perdida que (según ellos creen) puede utilizarse con fines benéficos a pesar de la destrucción que causó en el pasado. El agonizante Amarix encuentra a una mujer, Marnie, en el Páramo de los Demonios, y en una escena de extraño erotismo, por medio de unas máquinas, logra que ella (estéril a causa del holocausto nuclear) quede embarazada, y le transmite a su hijo, el futuro Blackmark, sus conocimientos sobre la tecnología del pasado. 

Blackmark pageEl mundo pintado por Kane en blanco y negro es de una férrea y absoluta violencia, y el autor no se escandaliza en mostrarla. Blackmark, despreciado al principio por su padre calderero (que cree que su mujer lo engañó con un caballero), sufrirá el asesinato de sus progenitores y buscará, a lo largo de su camino, la venganza. El personaje central es, en medio de los lugares algo comunes de la aventura, el gran hallazgo de Kane: un personaje violento como el mundo que lo rodea, contradictorio, con un lado oscuro (rescatando lo mejor del épico Eneas de la tradición latina). Él es el centro del relato, un verdadero camino de héroe con padres muertos  y anhelo de venganza (como los superhéroes en general), pero con un plus que le da justamente el cruce de diversas tradiciones narrativas. Será rey, como todos los hombres, y como todos los hombres esclavo (según cuenta la leyenda borgeana de Babilonia y su lotería). Y su alma sedienta de vendetta tendrá lugar también para el sueño de ver renacer en unidad a la Nueva Tierra, libre de los señores mutantes de Psi-Keep que dominan y aterrorizan al mundo con sus bestiales y cerebrales esbirros.

gil kaneKane consigue desestructurar la linealidad de la aventura gracias a su elegancia para conjugar distintas corrientes narrativas como la épica clásica (presente verbalmente en los numerosos símiles de corte épico que enriquecen el texto), la tradición bíblica (la concepción inmaculada de Blackmark, entre otras), la historia romana (el circo en el que Blackmark descuella como gladiador contra una suerte de dragón), el ciclo artúrico (reina adúltera y nave enterrada que nadie puede mover), la ciencia ficción apocalíptica (todo transcurre después del desastre provocado por el abuso de los conocimientos científicos) y la vertiente superheroica (hay elementos característicos a montones). Las vueltas del argumento nos van sorprendiendo justamente por esa variedad de tramas superpuestas con arte y con ingenio y gracias a la decisión creativa de Kane, al que no le gusta caer en el sentimentalismo barato ni en el final previsible. Un libro ideal para los amantes de la más pura aventura, venga de donde venga y adopte el género que adopte.

Hernán Martignone

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Notas y reseñas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Reseña de “Blackmark”, de Gil Kane – Norma Editorial

  1. La verdad es que lo compré con miedo, hace como 4 años, cuando lo encontré en una librería de saldo por unos pocos pesos, y la verdad me sorprendió muchísimo, porque para hacer una obra de 1971, adelantó muchas de las temáticas y las formas gráficas que se desarrollaron a posteriori y que aún hoy se siguen presentando como novedades.

    Tal vez la historia principal sea un poco trillada dentro del género, pero dentro del contexto particular de la obra, resulta interesante y hasta logra cerrar lo que querían contar sin que quede casi nada afuera.

    Saludos!

    J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s