Reseña de la novela gráfica “Legión”, de Salvador Sanz – Ovni Press (reedición)

legión

El presente texto es un extracto de un artículo titulado “Salvador Sanz: lo monstruoso en lo real”, que escribí para el libro Miradas y saberes de lo monstruoso (Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras, UBA, 2011), que compila trabajos sobre monstruos y monstruosidades en diferentes géneros y lenguajes. La nota contiene algunos spoilers.

Mi nombre es Legión

Agotada (Ivrea, 2006) y reeditada (Ovni Press, 2013), además de haber sido publicada en los Estados Unidos (IDW Publishing, 2007), la historieta Legión de Salvador Sanz marcó sin duda la consagración definitiva del “estilo Sanz”, único e inimitable. Lo primero que sorprende, frente al trabajo anterior y a los que vendrían, es la utilización del color, color perfectamente logrado y narrativamente significativo, que se encuentra distribuido en las distintas escenas para darle a cada una su inolvidable identidad. Y la anécdota gira, precisamente, en torno de la invención de un color por parte de la pintora Azul Cobalto: el ultramal (“un violeta cálido, un amarillo frío”).

legión 07Cuatro son en este caso los personajes principales: un músico daltónico, una pintora, un encargado de edificio que escribe poesía y una escultora (la única que no es joven y la que menos se muestra en la acción, aunque tiene fundamental importancia para el desarrollo). Lo interesante es que la esencia de cada arte no aparece en la historieta porque en ella no puede ser representada o, si puede serlo, se evita: la melodía que compone el músico, el color que inventa la pintora, el volumen característico de la escultura, el uso poético del lenguaje. Hay, no obstante, juegos de sentido muy bien realizados en cuanto a la utilización de las mencionadas artes: la sinestesia de imágenes que implica un músico daltónico (que aparecía también en los intentos de definición del color ultramal), ciertas palabras pedestres que dice el poeta y que pueden leerse en clave poética (“brazos, piernas… ordenadas… como bolsas de basura…”), el final de los personajes  de la pintora y del poeta. 

legión 10Nuevamente, como en Desfigurado, aparecen los lugares comunes del color local sanziano, pero nuevamente transformados: donde teníamos menciones al Parque Rivadavia o una escena en el Planetario de Buenos Aires, volvemos a ver el Planetario y hace su aparición el icónico Abasto de la calle Corrientes, que se constituye en el equivalente moderno –por fuerza y significación– de la cancha de River en El Eternauta de Oesterheld y Solano López, y el autor es monumental a la hora de ponerlo en el papel (la lluvia de sangre del principio viene a reescribir, a su vez, la nevada mortal de El Eternauta). Más que misteriosa, la Buenos Aires que pinta Sanz es oscura y tenebrosa, digna heredera de la ciudad creada y recreada por Breccia en Perramus y también de la ciudad de Barreiro y Giménez para la historieta Ciudad. Los espacios reconocibles van construyendo un verosímil que será destruido sutilmente –sin perder identidad– a lo largo de la obra.

salvaPara volver a Borges, borgeana es la concepción del argumento central de este álbum, que remite a “Tlön, Uqbar, orbis tertius”: un mundo hecho de arte que quiere ocupar el mundo tal como lo conocemos, transformar nuestra realidad en otra, más artística (o más interesante) pero quizás también más terrible (o más perfecta, con todo lo que esa palabra implica): “Imaginen un mundo más oscuro que el nuestro… donde el arte es sólo una fuerza destructiva. El motor para la guerra y la aniquilación”. A través de la labor de los artistas, la Legión que da título a esta novela gráfica logra ingresar en nuestro mundo y otra vez no queda más que reconocerle a Sanz su imaginación desbordante y desbordada para representar lo monstruoso: cuerpos desmembrados servirán para construir una escultura tremenda; un animal híbrido que mezcla caballo, búfalo, cabra, perro e insectos en equilibrada combinación; humanoides con vestimentas óseas y pieles de gato. Borges diría que hay que ser un verdadero “monstruo hecho de ojos” para poder contemplar algo semejante. Y Salvador Sanz nos vuelve, a su manera, ese monstruo cuando nos obliga (sin obligarnos) a mirar, un poco como el músico que, en el final de Legión, acepta tocar su melodía, pese al horror que lo rodea.

Para leer una reseña de la novela gráfica Angela della Morte, de Salvador Sanz, clic aquí.

 Hernán Martignone

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ediciones y presentaciones de historietas y libros, Notas y reseñas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Reseña de la novela gráfica “Legión”, de Salvador Sanz – Ovni Press (reedición)

  1. Pingback: Reseña de “Angela Della Morte”, de Salvador Sanz – Ovni Press | sobre historieta

  2. Pingback: Lanzamiento de la reedición de “Legión”, de Salvador Sanz – Ovni Press – 31/10, 18h – CABA | sobre historieta

  3. Pingback: Reseña de la novela gráfica “Desfigurado”, de Salvador Sanz – Ex Abrupto Editions | sobre historieta

  4. Pingback: “Curso de Historieta” a cargo de Salvador Sanz – Escuela La Ola – Desde abril de 2014 – CABA | sobre historieta

  5. Pingback: Reseña de la novela gráfica “Nocturno”, de Salvador Sanz – Editorial Ivrea | sobre historieta

  6. Pingback: Presentación de “Ángela della Morte volumen 2″, de Salvador Sanz – Viernes 2/5, 18.30 – Feria del Libro | sobre historieta

  7. Pingback: Presentación de “Ángela della Morte #2″ – Viernes 23/5, 19h – Moebius Liceo (CABA) | sobre historieta

  8. Pingback: Chegou na Itiban | Blog da Itiban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s