Reseña de la novela gráfica “Desfigurado”, de Salvador Sanz – Ex Abrupto Éditions

desfigurado tapa

El presente texto es un extracto de un artículo titulado “Salvador Sanz: lo monstruoso en lo real”, que escribí para el libro Miradas y saberes de lo monstruoso (Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras, UBA, 2011), que compila trabajos sobre monstruos y monstruosidades en diferentes géneros y lenguajes. El artículo puede contener algunos spoilers.

Desfigurando lo real

Desfigurado (Ex Abrupto Éditions) es la primera novela gráfica de Salvador Sanz y fue serializada en los números 10 a 15 de la revista/fanzine Catzole durante la década de los noventa. Más de diez años después de concluida, sigue siendo un referente indiscutible de una forma de hacer historieta en la Argentina, principalmente porque traza un proyecto de obra personal y profunda sin dejar de ser una narración de carácter y alcance populares. Están allí, ya entonces, las obsesiones que se harán presentes luego, mutando en parte pero a la vez inmutables (como el signo lingüístico), en los restantes trabajos del artista: la preocupación por lo que llamamos realidad y su percepción, una noción moderna de aventura (“cinematográfica”), un dibujo realista y detallista que se abre a lo fantástico, la ciencia ficción como género de base, lo monstruoso como formante inseparable del mundo que nos toca habitar. 

desfigurado 0Desfigurado (un paradójico y ecléctico bildungsroman alla rovescia) cuenta la historia de Darío Estigma, un joven –como todos los protagonistas de Sanz– que participa de una serie de experimentos sobre la percepción, en la ciudad de Buenos Aires, hasta que en el curso de uno de ellos ve algo que no debió haber visto. La realidad, entonces, se empieza a mostrar tal como es: peligrosa, secreta, terrible, irreal. El relato se construye sobre la base del discurso religioso pero subvertido: la búsqueda de Dios termina en el encuentro con el Demonio. El Antiazar, una suerte de Dios que no creó sin embargo el mundo, se enfrentará con el Desilusor y con Luzinver y terminará haciéndose carne en Darío Estigma, un Cristo transfigurado y desfigurado primero por la mordida de Gillette (perteneciente al grupo de los Perfectos, que tienen hojas de afeitar en lugar de dientes) y luego literalmente descuartizado para redimir en cierto modo a la humanidad de la mentira en la que vive.

desfigurado 1Todos estos elementos monstruosos, no obstante, se hallan tamizados por el arte (el arte como tema), otro aspecto central en diferentes obras de Sanz. El arte no es tanto redentor como catalizador de una realidad que está siempre oculta, que está siempre escapando de la percepción del hombre. Y el arte mismo de Salvador Sanz como dibujante es lo que genera ambiguamente una aceptación de la monstruosidad: hay una experiencia estética de lo feo, de lo terrible, que no juzga ni pide ser juzgada, sino (sencillamente) apreciada como arte, sin duda en parte gracias a la voraz imaginación de Sanz para dibujar lo monstruoso. El arte permite percibir lo terrible, lo monstruoso, sin que se torne necesario alabarlo o condenarlo. El arte no puede ser medido, al menos en la obra de Salvador Sanz, en términos de herejía, porque está indudablemente por fuera de los dogmas, o los trasciende. En ese sentido, paradójicamente, todo arte debería ser monstruoso y bello (bellamente monstruoso o monstruosamente bello), para hacerle frente a la monstruosidad profunda de nuestra realidad, que parecemos nunca terminar de conocer.

desfigurado 2Desfigurado, por lo demás, ha sido leída como anticipación de The Matrix (y podría serlo tranquilamente de Inception o de 678) y puede ser considerada una obra fuertemente borgeana, tal como hace notar el editor en el prólogo. Lo borgeano aparece de manera evidente en laberintos y espejos que proliferan, pero de forma más solapada en su visión crítica de los relatos religiosos, del papel de Dios en la vida de los hombres, y no menos en la preocupación constante por lo real y por la utilización de los géneros populares. Estéticamente hay que pensar también en la influencia del cine al estilo de Darío Argento (indudable alusión en el nombre del protagonista, que oculta al mismo tiempo la preocupación de Sanz por la representación del color local) y de toda la historieta argentina en blanco y negro (desde Juan Giménez hasta Solano López pasando por Risso y tantos otros), que el artista reinterpreta a través de los contrastes de luz y oscuridad y del trazo obsesivo de esas tramas que denuncian nuestra habitual falta de percepción ante la complejidad de lo real.

Hernán Martignone

Para leer una reseña de Legión, clic aquí. Para leer una reseña de Angela Della Morte, clic aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ediciones y presentaciones de historietas y libros, Notas y reseñas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reseña de la novela gráfica “Desfigurado”, de Salvador Sanz – Ex Abrupto Éditions

  1. Pingback: “Curso de Historieta” a cargo de Salvador Sanz – Escuela La Ola – Desde abril de 2014 – CABA | sobre historieta

  2. Pingback: Reseña de la novela gráfica “Nocturno”, de Salvador Sanz – Editorial Ivrea | sobre historieta

  3. Pingback: Presentación de “Ángela della Morte volumen 2″, de Salvador Sanz – Viernes 2/5, 18.30 – Feria del Libro | sobre historieta

  4. Pingback: Presentación de “Ángela della Morte #2″ – Viernes 23/5, 19h – Moebius Liceo (CABA) | sobre historieta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s