Reseña de la novela gráfica “Nocturno”, de Salvador Sanz – Editorial Ivrea

nocturno tapaOf birds and men

El presente texto es un extracto de un artículo titulado “Salvador Sanz: lo monstruoso en lo real”, que escribí para el libro Miradas y saberes de lo monstruoso (Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras, UBA, 2011), que compila trabajos sobre monstruos y monstruosidades en diferentes géneros y lenguajes. 

Nocturno (Ivrea, 2009), de Salvador Sanz (Desfigurado, Legión, Angela Della Morte), construye una realidad doble, dos mundos paralelos que necesariamente tendrán que ponerse en contacto  (sin conflicto no hay tragedia, nos enseñaron los griegos): uno cotidiano, reconocible y humano (representado por una disco, un teatro, habitaciones de jóvenes, Morón, Puerto Madryn, el Monumento a la Flor de Figueroa Alcorta), y otro fantástico, el mundo de los pájaros (Vertiguel), hecho de troncos y ramas sin fin –sin cielo y sin raíces–, “un mundo imposible, jamás imaginado. Un mundo donde la única posibilidad de supervivencia es volar”. El resultado es una guerra, entre los hombres y los pájaros, pero en la que los pájaros se sirven de los humanos para invadir la Tierra. Hay aquí ciertas reminiscencias aristofanescas en la creación de una sociedad de aves, y algunas otras borgeanas en la idea de un mundo que se quiere imponer al nuestro. Pero el resultado es muy diferente en tono y sumamente original.

nocturno 01Nocturno presenta la historia de Lucía, Lucio y Cirilo: los dos primeros son víctimas de Ciempiés, el enviado de los pájaros para permitir la conquista de la Tierra, y el tercero conoce por casualidad a los otros y está libre de la metamorfosis que ellos sufren, aunque reconocerá que le encantaría ser parte también de la aventura: “La verdad que los envidio. Fueron elegidos por un mago salido de un cuento de hadas, para hacer algo mágico”. Lucía y Lucio buscarán librarse de esa magia, que hasta cierto punto los fascina, pero en el momento crucial (durante la cópula) lo que ocurre será lo contrario a lo que buscaban, o al menos no aquello que buscaban, algo que ya se prefigura en Desfigurado y también en Legión, las obras anteriores del autor. En Sanz, nunca nada es lo que parece. Y en ese sentido también es borgeano: va contando los hechos que se suceden como si no los entendiera del todo. 

nocturno 02La hibridez –como el gigantismo o lo feo– es una categoría fundamental a la hora de pensar lo monstruoso. Se trata de una visión bien clásica del monstruo, según sostiene Georges Canguilhem (“La monstruosidad y lo monstruoso”, en Diógenes 40, 1962,  p. 43): “Antaño, el monstruo compuesto era tenido por el monstruo de los monstruos”.  Sanz lo sabe y elige acertadísimamente la especie de las aves (que tienen mucho de insectos) para hibridarla con la de los hombres. Su dibujo se luce como nunca: las plumas, omnipresentes, le dan a cada página (a cada cuadro) una densidad única a partir de sus tramas y sus formas. Todas las combinaciones posibles de ambas especies están presentes: hombres-pájaro, pájaros-hombre, un ser a mitad de camino entre ambos, un hombre disfrazado de pájaro, un pájaro disfrazado de hombre. Pero hay también un ser triple, mezcla de varón y mujer con pájaro, cuya transformación se muestra con lujo de detalles: Lucio y Lucía darán vida a una criatura nueva, la perfecta fusión de hombre y pájaro, que no es ni una cosa ni la otra, aunque conserve características de ambos. El monstruo, aquí, es una cosa pesada y alada y sagrada. J. Chevallier y A. Gheerbrant en su Diccionario de los símbolos (Barcelona, Herder, 1993, p. 721) afirman: “En cuanto guardián del tesoro, el monstruo es también ‘señal de lo sagrado’. Se podría decir que donde está el monstruo está el tesoro”. En esta historia, Sanz se encontraría del otro lado: el monstruo es el que busca el tesoro o es él mismo el tesoro.

nocturno 03La mezcla (que es en realidad un pasaje) resulta necesaria para que el nuevo mundo tenga lugar. Y en el final, la pregunta que une a dos personajes muestra a las claras la posición ambigua de Sanz respecto de cómo ha de verse lo monstruoso de ese nuevo mundo que se nos propone: “Quizás hay una parte de nosotros allí todavía esperando el momento de la unión. Quizás ahora nosotros somos el puente entre ambos lugares. ¿Y si estalla la guerra entre Vertiguel y la Tierra? ¿De qué lado vamos a estar?”.

Hernán Martignone

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ediciones y presentaciones de historietas y libros, Notas y reseñas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Reseña de la novela gráfica “Nocturno”, de Salvador Sanz – Editorial Ivrea

  1. Pingback: Curso de Historieta, a cargo de Salvador Sanz – Escuela La Ola – Desde abril de 2014 – CABA | sobre historieta

  2. Pingback: Presentación de “Ángela della Morte volumen 2″, de Salvador Sanz – Viernes 2/5, 18.30 – Feria del Libro | sobre historieta

  3. Pingback: Presentación de “Ángela della Morte #2″ – Viernes 23/5, 19h – Moebius Liceo (CABA) | sobre historieta

  4. Pingback: Evento “Comics Asylum” (Especial Día del niño) – Sábado 9 de agosto, de 13 a 20h – CABA | sobre historieta

  5. Pingback: Convención de historietas “Recomicon 2014″ – 11 a 13 de septiembre – Reconquista, Santa Fe | sobre historieta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s