Reseña de “Catwoman: El lado oscuro de la calle” – Norma Editorial

catwoman-el-lado-oscuro-de-la-calleCon las uñas afiladas

Más “sucia” que muchas ciudades “sucias”: ésa es Gotham City, en todos los sentidos que la palabra suciedad implica. Batman lo sabe, y la cosa no tiene por qué ser más sencilla para una mujer. Ni aunque se llame Selina Kyle. Ni ella puede explicar por qué vuelve, pero ahí está, otra vez, en la jungla de cemento gótico. Dos sagas de óptima calidad están recopiladas en Catwoman: El lado oscuro de la calle: “Tras la pista de Catwoman” y “Anodino”. La primera, publicada con cierta lógica en la revista Detective Comics, presenta al investigador privado Slam Bradley (que crearan Siegel & Shuster allá lejos y hace tiempo) en su detectivesca búsqueda de dos mujeres dadas por muertas: Selina Kyle y Catwoman. Pero… ¿no eran la misma persona? Claro que sí, y es lo que descubrirá el viejo Slam en una historieta que se mueve como pez en el agua del policial negro más exquisito, con esos lugares comunes del género que es maravilloso volver a visitar. Y como el punto de vista lo es todo (eso lo saben los buenos narradores), la historia gana muchísimo con Slam en primer plano y Selina en bambalinas, en un movimiento que recuerda la saga “Asunto sucio” de nuestro Animal Urbano. Una joya oscura, con toques de L. A. Confidential y Hollywoodland

La segunda saga compilada reúne los cuatro primeros episodios de la serie regular (etapa Brubaker) de la ladrona de guante negro antes conocida como Gatúbela. Una nueva vida, de las siete o las nueve de un gato, empieza para Selina, que ahora se psicoanaliza y es una heroína derecha y humana. Y, para dar inicio a este nuevo impulso gatuno, nada mejor que cambiar el traje: adiós al viejo disfraz violeta (¿quién vio un gato violeta?) y hola al traje negro más práctico, sin cola (¿quién vio un gato sin cola?). Brubaker se despacha con una de crímenes de temática femenina y, a la vez, yendo a las fuentes con un homenaje a Jack el Destripador: alguien está matando a las prostitutas de Ciudad Gótica y a nadie le importa. ¿Qué mejor excusa para calzarse el ajustado traje negro y resolver el misterio que causa estragos entre sus excompañeras de tacos altos? Visualmente, el tomo no puede pedir más: Darwyn Cooke (The Spirit, DC: The New Frontier) dibuja como nunca, solo o magistralmente acompañado por Mike Allred (Madman). Para sentarse a leer, mirar y disfrutar.

Catwoman: El lado oscuro de la calle. Ed Brubaker, Darwyn Cooke, Mike Allred. Norma Editorial. 128 págs.

Hernán Martignone

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ediciones y presentaciones de historietas y libros y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s