Películas comiqueras 2017: DC vs. Marvel, Disney vs. todos, tu fanatismo vs. la saturación – Por Frodo Ballesteros

DC VS. MARVEL, DISNEY VS. TODOS, TU FANATISMO VS. LA SATURACIÓN

Por Frodo Ballesteros

Tarde, más tarde que nunca pero seguro como siempre, la reseña de los films que protagonizaron los personajes de esas revistitas que tanto insistimos en seguir.

C1Marvel comienza el año con Logan, que tiene un logro admirable: es la adaptación más fiel que tuvieron los X-Men en el cine. No por resucitar alguna historia a la perfección, no por mostrar lo mejor de tantos años de mutantes en la pantalla grande. Es la más fiel por que consigue que el espectador de cine se vaya más confundido que un lector de más de veinte años de historia mutante con distintas líneas temporales, futuros alternativos, varios fines del mundo y todas cosas que no se entienden. Logan es la perfecta muestra del quilombo mental que te provoca seguir a los X-Men luego de tanto tiempo.

 

Nos encontramos en un universo donde, sin explicarte demasiado, los X-Men han muerto, tienen un comic en el mundo real, Logan casi que se caga encima y no le anda bien el healing factor otra vez, el Profesor X se caga (en serio en una escena que es una absoluta falta de respeto a todo) y el mundo se va a la mierda. Aparece X-23 para ser la hija de Logan de alguna forma rápida, no sea cosa que caguemos el tono solemne de western que le quieren dar (referencias incluídas) al film y se muere medio mundo y no se sabe qué coño pasó con los X-Men, salvo que el pelado con problemas de próstata se mandó una cagada y hubo fiambres. La mejor referencia está en una escena descartada y sugiere que Logan se casó con Jean y la mató. Fiel al comic, jamás entenderemos, desde la primera X-Men, qué pasó, qué se borró, cómo termina esa línea temporal, si está acorde a las nuevas películas y eso… Un bardo con tono serio, y una falta de respeto a dos actores y personajes que brillaron durante  años.

C2

Otra Guardians of the Galaxy. Esta es buena. Mucho mejor que la primera. Y eso es porque deja de lado cualquier tipo de pretensión para ponernos en piloto automático y darnos un film lleno de colores, machaca y mucha más música público-friendly que la primera. Pero en esta funciona porque hay una historia divertida, parece una película de Trek bien hecha, Kurt Russell tiene un encanto especial, y los cameos de cosas marvelianas taaaaaaaaaaaaan nerdas como los Watchers (mejor cameo de Stan Lee en la historia) y la reaparición de Howard the Duck (con voz de Seth Greeen! ¿qué esperan para su propio film?) te saturan hasta que te dejás llevar y hasta el más molessssssssto de los amargos (yo) se sienta y disfruta. Garpó.

C4

C5La próxima tiene un error en su título. Spiderman: Homecoming debería llamarse Marvel Tales Featuring: Spiderman. Esta película no tiene razón de ser. Ah, cierto, es para dejarte bien adentro a Spiderman en el MCU ahora que Sony y Disney rosquearon los derechos. Fuera de joda, más allá de una aventurita de Spiderman contra el Vulture (genial Michael Keaton), no suma nada. Bueno, sí, suma a Tony Stark, a Pepper Potts, a Happy Hogan, a los Avengers (no los ves, pero el Vulture existe gracias a ellos), suma chistes que ya vimos y nada más. No es mala, Tom Holland es un digno Spidey, pero nada más. Ni la tía May garchable (con todos los chistes que eso implica), ni el amigo gordo, latino, negro, chino o lo que sea que tiene Peter, ni el mal chiste de MJ (momento en que alguno se debe haber querido ir del cine puteando al cielo) levanta un artefacto para mantener la continuidad, los derechos y lo que dios quiera. Esto no es una película, es una planilla de acciones, un trato de negocios que les cerró a todos y listo. Si la segunda comienza con la escuela de Peter explotando y se sacan de encima tanto personaje horrendo, podemos ver algo digno. 

C6

Y cuando estamos por cortarnos la chota, cuando Marvel (bueno, Disney) compra  a todo y le vuelven los derechos de Fantastic Four (gracias, dios) y los X-Men (fuck, van a joder todo), cuando el mercado y tu paladar se saturan, cuando el chiste barato robado a Whedon está a punto de dar su último suspiro, el universo se detiene. Estrenan Thor: Ragnarok. Y todo vuelve a su lugar.

C7

Ragnarok representa un quiebre. Es lo mismo que ocurrió con el estreno de la primera Avengers. Tenías un universo armado, coherente y viste la película de tu vida. Bueno, Thor usa esas mismas herramientas. Abuso del chiste, que acá funciona, con mil momentos donde el mundo, el universo, todo se va a ir a la mierda. Y así zappea toda la película. Y funciona. Hay amargos que han dicho que por el tono era como ver Zoolander 3. Nah. Juega con todos los juguetes que tiene a su alrededor y termina siendo una gran película muy divertida. Thor: Ragnarok es un nene feliz.

C8

Cuando en un film no podés ponerte de acuerdo con nadie en cuál es tu momento favorito, es que algo está muy bien hecho. Me aventuro a decir que los intentos de Thor de calmar a Hulk (citando a la Black Widow en Age of Ultron) son tan divertidos y tan maracas, seguidos de golpes y destrucción, que se llevan el premio. Pero hay para todos los gustos. Chistes tan sutiles como la referencia a Pointbreak o groserías varias con un nivel escatológico que te hace olvidar que Disney lleva el volante, son mucho aire fresco para un universo que ya creció demasiado para su propio bien. Y, como en Avengers, logran que todo sea natural. Ver a Hulk o al Dr. Strange cierra, no es artificial. No hay nada mal en este film. Pero esto significa malas noticias, como veremos más tarde. Finalista de Marvel año 2017. Solo ver un film con Thor entrando a la batalla con Zeppelin de fondo te compra en dos segundos.

DC sigue jugando a mostrar sus íconos y dejar que el universo haga el resto. Pero… ¡Milagro! Una vez le salió bien.

Wonder Woman es un tanque. No solo con Gal Gadot, que es bastante bonita, toda la película en general. Este podría ser el único ícono (no pun intended) que DC no había repasado con atención y en este film se pusieron todas las pilas que habían perdido desde Man of Steel.

C9

Si nos olvidamos de dos o tres momentos algo forzados con algunos villanos, Wonder Woman no tiene fallas. Es respetuosa a Diana en todo momento, jamás la hace quedar como una pelotuda, usa lo justo y necesario el chiste de la amazona en el mundo real, y juega a ser Captain America 1, la mejor idea que se podía hacer con la amazona. Y la peli le destroza el ojete a la primera del Cap. Solo la escena de WW rescatando a un pueblo tomado, su rostro, su actitud, el símbolo inspirador en que se convierte en menos de cinco minutos, vale toda la película. Si ves eso y no te emocionás, bueno, andá a revisarte, puede ser que no estés vivo.

C10

Wonder Woman es la finalista de DC del año 2017, cabeza a cabeza con Thor. ¿Por qué? Bueno, por hacer lo mismo: toma las reglas del juego de su entorno y universo, las sabe usar y nos da el primer clásico de DC desde que comenzaron este nuevo universo que nos vienen jugando. Dos tanques perfectos que quedan parejos y hacen que este año tenga sentido.

Y al final nos queda una donde seguramente vamos a pelearnos…

C11

Si hace años alguien comentaba que se iba a hacer un film sobre la Justice League, que lo iba a dirigir Zack Snyder y lo iba a redondear Joss Whedon, yo me hacía pis de felicidad. Los mejores héroes de DC, filmados por un tipo que es visualmente brutal y con toques del animal que hizo posible Avengers… es una fórmula a prueba de TODO, ¿no? No.

Para comenzar, no tenemos a los mejores héroes de la DC. Superman está muerto. Cyborg es el clavo de la Liga que nunca tendrá sentido (si, ya sé, es culpa de los comics, pero es un embole). Si sumamos que Flash es el comic relief (en serio, junto a Cyborg cerré los ojos e imaginé que era Beast Boy en un film de los Titans) y que todo lo groso que pintaba Aquaman dura menos de diez minutos y recordás más al actor por empomarse gente en Game of Thrones que por este papel, algo no cierra.

La saturación que provocan algunos films de Snyder (Batman v Superman es la más clara) está casi contenida por el redondeo de Whedon. Casi. Es que… ¿cómo hacés una película de la Justice League a la que hay que meterle en el medio la resurrección de Superman? No hay culo que aguante, caballeros.

warner-brosY de vuelta tenemos una sobredosis, un pastiche con varios momentos felices y otros detestables. Cuando DC hace Crisis on Earth X en la tele con sus cuatro series de cabecera, todo estaba tan bien que da vergüenza ver la poca empatía que parece tener esta película hacia sus personajes. Quizá hay dos cosas rescatables: Superman resucita y, por primera vez desde Man of Steel, este ES Superman. En serio. Te lo creés, deja de lloriquear cabizbajo, es el personaje que nos gusta. Otra es el “homenaje” a Lord of the Rings que representa la repartición de las Mother Box a las razas (humanos, atlanteanos, amazonas) de la tierra. Después… La nada. ¿El villano? CGI directa de Apokolips en crack.

Luego de ver Justice League volví a ver Arrow y Flash con mucha alegría. Esos personajes son queribles. Lástima.

Para terminar, el título de la nota hace referencias a las peleas de este año. DC y Marvel pusieron su carne al asador y sacaron al menos un film brillante cada uno. Empate. Disney compró o negoció todos los derechos que Marvel había regalado a fines de los noventas. Es imparable. Y ya estamos viendo las primeras películas de diseño. Films donde todo sirve a un propósito mayor y son una escala necesaria que se hace viable vendiendo muchas remeras y vasitos de pochoclo en el medio (Spiderman sería la más obvia). Pero se les está escapando un detalle y esto cada uno puede pensarlo a ver si es cierto… Hace cinco años, se estrenaba cualquier película basada en comics, ¿ok? Bueno, vos ibas, era emocionante, cada una era una sorpresa. Te quedabas hasta el final final para ver la escena poscréditos. Hoy no. No solo por lo fácil que es conseguirla de otra forma, pero esa alegría de juntarte con amigos del palo, de ir en manada y salir a gritos hablando de lo buena o chota que estuvo, esas charlas interminables de bar o panchería llegando a la madrugada porque el guión era choto o porque Robert Downey era dios… Ahora no se dan. Nos saturan. Y el fan más sacado se ve desplazado por la familia que compra los vasitos de Guardians o Justice League y no sabe una chota que se supone está viendo. Imagino lo horrible que puede haber sido ver la última de Thor en un cine repleto de pelotudos a plena risa. No es kosher, amigos.

Termino de escribir esto y se está estrenando Black Panther. No la vi. No vaya a ser cosa que el resumen del año que viene llegue a tiempo.

Frodo Ballesteros

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine de historieta y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s