El Mundo Animado #12 – Especial NFB

Una de las siglas más repetidas en esta sección es sin dudas NFB, iniciales de National Film Board (o Compañía Nacional de Animación), estudio con sede en Canadá y responsable de infinidad de cortos de animación aplaudidos y premiados en los cinco continentes. Para celebrar este primer aniversario de “El Mundo Animado” y del blog sobre historieta, les ofrezco un brevísimo repaso de 4 cortos realizados por algunos de los nombres más destacados de la célebre institución del muñequito con cabeza de ojo.

Begone Dull Care (1949) – Dirección: Norman McLaren

Y qué mejor que arrancar este recorrido con el fundador del departamento de animación de la NFB y nombre fundamental de la experimentación en el cine. Nacido en Stirling, Escocia, en 1914, McLaren cursa estudios de arte en la Universidad de Glasgow y luego se incorpora a la Glasgow Film Society, donde inicia su carrera cinematográfica. Luego de obtener dos premios en el Scottish Amateur Film Festival, el realizador John Grierson se lo lleva a trabajar a Londres. Allí se desempeña como camarógrafo y le toca viajar a cubrir la guerra civil española. Asqueado del horror de los escenarios bélicos, en 1939 emigra a los EE.UU y luego a Canadá, donde recala en la NFB.

A finales de la década del ’40 continúa allí con sus trabajos en animación. Sus experimentos causan tal repercusión que el instituto decide fundar un departamento exclusivo de dibujo animado. McLaren explora las posibilidades de la animación en relación con la música y el color mediante el uso de diversas técnicas: dibujo directo en celuloide, stop-motion, tridimensión y animación con actores (método al que bautiza como pixilación e inaugura con el corto Neighbours, ganador del Oscar en 1952). De esta época datan también Blinkity Blank, Canon, Boogie Doodle, Hen Hop y Begone Dull Care, entre otros.

Al final de su carrera se interesa por la danza y el movimiento del cuerpo humano, que dan como resultado tres bellísimos trabajos: Adagio, Pas de Deux y Narciso (su último corto, de 1983), con la participación de destacados bailarines.

Con más de doscientos premios internacionales en su haber y una vasta carrera que incluye también trabajos didácticos y de educación audiovisual, Norman McLaren deja este mundo en 1987. En su honor, el edificio de la NFB lleva hoy su nombre.

The Apprentice (El aprendiz, 1991) – Dirección: Richard Condie

Conocido como músico, además de por sus trabajos en animación, Richard Condie capta el interés de la NFB con su corto Oh Sure, de 1971. A partir de allí inicia una imparable carrera, con hitos como Gettin’ Started (Arrancando, 1979) y The Big Snit (El gran caos, 1985), ubicado en el número 25 de los mejores cincuenta cortos de animación del mundo, elegidos por sus colegas en 1994. Es característica de su trabajo la línea “chunga” en constante movimiento, sus personajes grotescos, a mitad de camino entre la locura y la estupidez, y un humor absurdo que desafía cualquier tipo de convencionalismo. El aprendiz es una buena muestra de todo esto. 

How Wings are Attached to the Back of the Angels (Cómo se sujetan las alas en la espalda de los ángeles, 1996) – Dirección: Craig Welch

La carrera de Craig Welch como director dista mucho de ser prolífica, pero con apenas tres cortos (Disconnected, su debut de 1984, No Problem, de 1992, y el que pueden ver aquí arriba) le alcanza para presentar un universo muy original y variado, que abarca desde la sátira y el absurdo hasta zonas oscuras, aledañas al terror psicológico. Surrealista en el más puro sentido de su concepción, How wings… es por lejos su trabajo más inquietante. Vale la pena también darle un vistazo a sus incursiones en las artes plásticas, en su blog.

Nibbles (2003) – Dirección: Christopher Hinton

Sin duda el más desaforado de los directores vinculados a la NFB, Hinton es autor de una obra muy interesante de seguir. Con trabajos iniciales (y fantásticos) como Blackfly (1991) y Watching TV (1994), con el transcurso del tiempo va encontrando un estilo gráfico y narrativo muy personal, de un ritmo vertiginoso y poblado de figuras de línea descontrolada, a punto de estallar a cada segundo. El humor que les imprime a sus historias hace especial énfasis en la crítica social y en las relaciones familiares, como puede verse en Flux (2002), film de gran experimentación gráfica que narra las tragedias cotidianas de una familia tipo norteamericana. Nibbles (su traducción sería algo así como “Picadas”, en el sentido gastronómico del término) fue nominado al Oscar a mejor corto animado en 2004.

Si se quedaron con más ganas de animación canadiense, volveremos en breve a seguir repasando nombres fundamentales de la extensa lista de animadores que han dejado su marca en la admirada NFB. Mientras tanto, pueden dejar aquí sus comentarios, dudas, pedidos y críticas. Los espero en mayo para seguir recorriendo este fascinante Mundo Animado. ¡Un abrazo!

Javier Hildebrandt

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Mundo Animado y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Mundo Animado #12 – Especial NFB

  1. Pingback: Jazz dibujado (para otros será animación jazzeada) « El Sudaca Renegau

  2. elsudacarenegau dijo:

    ¡¡¡Genial!!! Me llevo el de Norman McLaren y no le dejo nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s